El Verso del Dia
El Corona Virus y La Iglesia

¿Cómo deben responder los cristianos y la iglesia al Coronavirus?

La noticia está dominada por una gran preocupación: el ascenso y la propagación del coronavirus. Lo que se informó por primera vez el 31 de diciembre de 2019 en Wuhan, China se ha extendido a otras naciones, incluyendo los Estados Unidos. Aunque los coronavirus son comunes y generalmente "causan enfermedades leves como el resfriado común", según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/faq.html).

El Corona Virus lleva mas de 90,000 casos de infeccion y 2,800 muertes en todo el mundo. Hay mucha información que se está difundiendo sobre qué hacer. Algunos llaman al COVID-19 una epidemia (una ocurrencia generalizada de una enfermedad infecciosa en una comunidad en un momento determinado) mientras que otros hablan de una pandemia (enfermedad prevalente en todo un país o en el mundo). ¿Qué quiere Dios que hagamos frente al coronavirus? ¿Nos da la Biblia dirección sobre cómo debemos vivir en el día del coronavirus?

Algunos han elegido quedarse en casa, cancelar viajes e incluso dejar de asistir a la Iglesia, los estudios bíblicos y otras reuniones.

Confiemos en el Señor.

Permítanme recordarles primero el firme fundamento de la Palabra de Dios.

Salmo 20:7 dice: "Cierta confianza en los carros y en algunos en los caballos, pero confiamos en el nombre de Jehová nuestro Dios." Hoy podríamos reemplazar carros y caballos por dinero, salud o posesiones. Aunque estamos consolados sabiendo que Dios no está desinteresado en nuestros temores y ansiedades, ni Jehová está sorprendido por el coronavirus.

Puede ser bueno para usted mirar a nuestro Dios Todopoderoso y Su Santa Palabra en lugar de las noticias o internet para nuestro apoyo. Recuerda, la preocupación y el miedo no son tus amigos. La preocupación dice,

"¿Y si consigo el coronavirus y podría ser malo para mi?

Me voy a enfermar." El miedo dice,

"Sé que voy a conseguir el coronavirus y no va a ser bueno. Incluso podría morir."

 

Salmo 91  

1  El que habita al abrigo del Altísimo

    Morará bajo la sombra del Omnipotente.

         2     Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;

   Mi Dios, en quien confiaré.

         3     El te librará del lazo del cazador,

   De la peste destructora.

         4     Con sus plumas te cubrirá,

   Y debajo de sus alas estarás seguro;

   Escudo y adarga es su verdad.

         5     No temerás el terror nocturno,

   Ni saeta que vuele de día,

         6     Ni pestilencia que ande en oscuridad,

   Ni mortandad que en medio del día destruya.

 

         7     Caerán a tu lado mil,

   Y diez mil a tu diestra;

   Mas a ti no llegará.

         8     Ciertamente con tus ojos mirarás

   Y verás la recompensa de los impíos.

 

         9     Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,

   Al Altísimo por tu habitación,

         10     No te sobrevendrá mal,

   Ni plaga tocará tu morada.

 

Confiemos en La Palabra de Dios.

Pastor: Marco A. Garcia